Mediante sentencia Nº 6040-2015 el Tribunal Constitucional impone a la RENIEC que acepte el cambio de nombre y de sexo en el Registro de Identidad de la Persona.

Por fin el Tribunal Constitucional reconoce que la identidad sexual de la persona no se limita a su apariencia anatómica, que es el único dato a partir del cual el médico que extiende el certificado de nacimiento le asigna el sexo que obligaba a la persona a mantener por el resto de su vida . El Transexualismo no es una enfermedad o patología. La persona se autodefine, se siente, se reconoce a sí mismo en toda su dimensión a lo largo de su proceso de evolución. El derecho a ser reconocido legal y socialmente con el sexo que cada persona se identifica se sustenta en el derecho de  identidad, que es un derecho personalísimo, que no puede estar impuesto por el Estado o por cualquier otra persona. El libre desarrollo de la personalidad tiene como premisa el reconocimiento del sexo de la persona, a través del cual es reconocido en la sociedad.

La sentencia del TC obliga al legislador a establecer los requisitos y pruebas que darán mérito al cambio de nombre y de sexo en el Documento Nacional de Identidad. Se abren varias posibilidades para el legislador ¿trámite judicial o administrativo? Proponemos que éste sea un trámite no contencioso que se tramite por vía notarial o en Juez de Paz. A partir del reconocimiento de la identidad sexual y el cambio de nombre como derechos de la persona derivados de los derechos fundamentales, no es preciso mayor prueba para acceder a estos cambios que verificar la capacidad, libertad y discernimiento de la persona. La RENIEC debe publicitar realidades, pero realidades actuales, no aquellas que fueron determinadas por el médico en el momento en que cortó el cordón umbilical.

Mas Información:

Hacia una Nueva Visión de la Función Notarial: El Notario como Garante del Proyecto de Vida de la Persona. Páginas 141-160

¿Se debe admitir el cambio de sexo en el Documento Nacional de Identidad?